lunes, 1 de febrero de 2010

......Y LLEGÓ LA SORPRESA


....pués al hilo de las llamadas, cambio de planes, hacer esperar a Yolanda en un callejón anexo al Teatro Carrión, todo ello lleno de incertidumbre, mosqueo de llamadas y el nerviosismo previo al evento que nos llevaba de viaje a Valladolid, y tras su insistencia en que entrásemos ya al concierto, que en diez minutos comenzaba..... la última de las llamadas produjo el milagro....ella me pregunta quién me llama....yo le doy otra excusa y mientras ella piensa si Manuel se asomaría por alguna de las ventanas que teníamos enfrente....cuando aparece por la puerta de la entrada a los camerinos un hombre y me pregunta, yo afirmo, el es Fernando y nos hace pasar.... Yolanda, que iba cansada y con una pierna un poco tocadilla,, comienza a imaginar lo inimaginable y lo inimaginable se convierte en posible, y lo posible en palpable, en esos segundos de espera interminables, Yolanda me pregunta que a quién vamos a ver y yo ya no aguanto más y se lo digo.....a Manuel Carrasco, y casi me toca ir a por el "Soporte Vital".... en dos segundos entramos en el camerino...y allí está él, esperándonos, y se levanta, a lo que Yolanda no se cansa de repetirle lo guapo que es, a lo cual yo asiento, porque realmente impresiona su belleza....le abraza y a mi se me pone un nudo en la garganta...pero se dirije a mi, y cuando me extiende la mano....a medio camino lo cambia, y me abraza también.... yo ni te cuento, volaba con Yolanda por encima de las nubes....Unas fotos, palabras de ánimo, deseos de disfrutar del concierto que iba a comenzar y amabilidad y encanto derrochados por doquier hacia nosotros, que hacen que salgamos en nuestra nube y en instantes ocupemos nuestros asientos para disfrutar de lo que está a punto de mostrarnos sobre el escenario....El resto, el resto es una embriaguez total que aún nos dura.... De regreso a Avila, las escenas y los momentos vividos afloran una y otra vez a nuestras cabezas, en un intento de entender lo que acabamos de vivir....

1 comentario:

  1. Ole Miguel Angel, ole Yolanda y ole la gente buena!!!
    Eva

    ResponderEliminar